lunes, 13 de junio de 2011

Oh

(Lo siento, no sé quien es el autor de esta oración)




Oh Espíritu Santo, amor del Padre y del Hijo, inspírame siempre:

- lo que debo pensar,

- lo que debo decir,

- como debo decirlo,

- lo que debo callar,

- lo que debo escribir,

- como debo de obrar.


Para procurar vuestra Gloria, el bien de las almas y mi propia santificación. Espíritu Santo ilumina mi entendimiento y fortifica mi voluntad. Señor dame el balance divino en mi vida. Gloria a ti Señor.



 

4 comentarios:

  1. Yo tampoco lo sé, pero la leyó el sacerdote la semana pasada en el retiro mensual!!
    Me pareció fabulosa y me alegro mucho de que la pongas, porque así me la puedo copiar.
    Gracias y un beso enorme

    ResponderEliminar
  2. Como dice LAH: Amen.
    Siempre me gusto esta oración, en algunos sitios aparece atribuida a San Agustín.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Muy bonita la oración, siempre lo sencillo suele ser lo mejor...
    .
    Un cordial saludo:
    .
    Javier

    ResponderEliminar