jueves, 28 de febrero de 2013

Últimas horas. Alrededor de la lumbre

Ultimas horas del Santo Padre Benedicto XVI como cabeza de la Iglesia.
¿Sabes Dios ? Aunque la tristeza es muy grande, también es inmenso el orgullo por el valor de este hermano  mayor. 
Ha sabido  escuchar, observar, rezar y seguir el rumbo que Le marcas, aunque no sea el habitual y a todos nos haya chocado. Aunque a muchos les parezca raro.
Esta última lección de mi hermano mayor, el Santo Padre B XVI, es de las que más me ha calado. 
Es un llevar a la práctica ese  "Dios sabe más" 
Aunque no se entienda el camino, los proyectos, las "estrategias", tenemos una certeza : Dios siempre sabe más.   Y su camino, aunque inesperado, es el mejor para todos.
¿Sabes Dios? Gracias por habernos regalado este grandísimo Papa, que ha ejercido de padre desde el principio hasta el final.

Y, por cambiar un poco de tema,  digo yo que el Espíritu Santo velará de una forma especial por la Iglesia, hasta que volvamos a tener Santo Padre "vigente". 


                                               

miércoles, 27 de febrero de 2013

Rezos concentrados. Alrededor de la lumbre

Me llegó esto: 

Os mando un link para una iniciativa preciosa…
¡¡¡Se trata de adoptar un cardenal que te dan al azar para rezar por él hasta que sea elegido el próximo Papa¡¡¡¡¡ y así intensificar oraciones por todos los cardenales que formarán parte del cónclave¡¡¡¡una idea preciosa para pedir por todos y cada uno.
Aunque la página está en alemán e inglés solo tenéis que poner vuestro nombre, el mail y en el tercer recuadro poner las letras que os aparecen al lado, para comprobar que no sois máquinas¡¡¡¡ sale vuestro adoptado en seguida¡¡¡¡
Hay que rezar mucho para que los cardenales estén realmente inspirados por quien tienen que estarlo y dejen su lado humano al margen a la hora de elegir Papa.


Y mis rezos, aunque siguen yendo por todos, ahora se concentran de una forma especial en  


Peter Turkson, from Ghana, born 1948-10-11.
He's been a Cardinal since 2003-10-21 and his function is: President of the Pontifical Council for Justice and Peace


May the prayer for your Cardinal be deeply blessed.





martes, 26 de febrero de 2013

Con o sin. Alrededor de la lumbre

Eli dice que no tome leche si tengo mocos.
David  asegura a Cristina que la gripe que arrastro no afecta a los análisis, que no tengo excusa para echarme atrás
Cristina, se disculpa porque no me podrá acompañar. Pero que si surge cualquier problema, dice que la llame. Cristina también dice que el cuestionario se lo dé a ella

El análisis es para colaborar en un estudio. Por lo que he entendido, necesitan gente "normal" con la que comparar los datos de los que tienen no sé qué enfermedad. Me lo pidió Cristina y me he apuntado; que me saquen sangre no me da ni media angustia. De hecho,  todo el proceso, me parece una mini-aventura.  

Pero digo yo, que entre la gripe, la cabeza llena de instrucciones y sin mi café con leche que es para mi como el aire, a saber como va a salir el análisis de la "gente normal"

Y es que con mocos o sin mocos ¿ a qué para Ti de normal, yo nada?  
Yo sé que para ti, siempre y en todo momento soy especial.

Me voy a dormir más que tranquila, más que alegre, más que custodiada. 
 
  
                          

lunes, 25 de febrero de 2013

Luna. Alrededor de la lumbre

Luna llena
Noche helada
Falta un mes
                       
                             
                     

                         

Peluquería. Alrededor de la lumbre

¿ Has visto mi corte de pelo ? Que tontería, pues claro. ¡ Si Tú  los tienes todos contados !
Y ¿ has oído lo que le ha pasado al dueño de la peluquería ?  

Se llevó el portátil de la peluquería a su casa para repasar los números el fin de semana. La mala suerte quiso que le entraran a robar y entre otras cosas, se llevaron el portátil. 

- No podré recuperar los últimos datos, los que no tenía en la copia de seguridad. Eso está perdido. - pensó-  Suerte que  la copia de seguridad  estaba bastante actualizada. En cuanto al ordenador, el seguro de la empresa me lo cubrirá . Al fin tendrá un sentido el seguro. 

El tema es que como el ordenador había salido de la  tienda, el seguro de la peluquería no lo cubre.

-  Bueno -  pensó él - como en casa también tengo seguro, ellos me lo pagaran.

Pero como la factura del ordenador está a nombre de la empresa, el seguro de la casa tampoco lo cubre 

Estaba entre enfadado y decepcionado. Pero conservaba una cierta dosis de  humor, algo de  paz y mucha voluntad para seguir avanzando. 

Sería muy difícil seguir adelante, si no fuera por esas enormes  dosis de paz que , sin darnos cuenta, nos envías directamente al corazón. A veces el camino parece demasiado complicado, y se hace muy cuesta arriba
Y yo, además, tengo el privilegio de poder comentar el día, al anochecer, alrededor de la hoguera. Estas conversaciones son  unas de mis gasolineras en donde poder repostar y cargarme de paz.
Y ahora, ya, buenas noches y buena semana. 

       
                             





miércoles, 20 de febrero de 2013

Bengalas. Alrededor de la lumbre

No me puedo ir a dormir sin explicarte que sí, que los he visto 


Al salir de casa he mirado alrededor, pero no los he visto.
Nada
He pensado que eran tonterías mías 
En seguida la jornada me ha absorvido, y así sin darme cuenta, he olvidado la busqueda de  los fuegos artificiales que me habías  prometido 


Ya por la tarde, de repente, cuando ya no los esperaba, los he visto
Allí, a lo alto, erguidos. Contrastando con el cielo.
Altos,verdes, congelados en pleno estallido.
En fila dibujaban el perfil de la diagonal. Celebración de bienvenida para los que entran en la ciudad, despedida a lo grande para los que saliendo vuelven a su hogar.  
Me he quedado unos segundos con la boca abierta, como cuando se encienden bengalas en una fiesta. Luego he acabado sonriendo.
¡ Me encantan mis bengalas estáticas !
Y ahora sí, con una sonrisa y el recuerdo de las explosiones  en verde, ahora sí, buenas noches.






                                       

martes, 19 de febrero de 2013

Fuegos artificiales. Alrededor de la lumbre

El día ha sido agotador Y mañana más y con cansancio acumulado. 
¿En serio era necesario incorporar el cansancio a la creación, Señor Creador? ¿Y si hubieras organizado el mundo  para que pudiéramos vivir sin realizar esfuerzos?
Hoy , estar aquí hablando, cerquita del fuego, no parece  ayudarme mucho Ya ves que estoy respondona y  no muy "cuaresmatica"  

Bueno,  si  me anuncias una sorpresa que mañana me alegrará el día, me despertaré de mejor humor.
 ¿Cómo dices? ¿fuegos artificiales?  
Pero si mañana no se celebra nada Cantará un poco que aparezcan fuegos así de repente, ¿no crees? 
¿Especiales? Artificiales y especiales, ¿los tengo que buscar? 
No entiendo nada


Al simular con sus manos fuegos artificiales, brillan sus llagas por el refljejo de  la luz del fuego
Y como un flash me viene a la cabeza el dolor, el cansancio y la soledad de tantos. 
Y el sufrimiento de Uno.
Si alguien dice que me he puesto colorada de vergüenza, diré que el color es  por el calor de la llama. 


                             


                               

Dando la espalda Alrededor de la lumbre

Ya tenía ganas de que llegara la noche y así poder explicarte lo de María. 
Mientras ella me lo contaba, no paraba de sorprenderme su sonrisa. Era como escuchar el relato de un viaje emocionante repleto  de aventuras. 

De repente un día, en un momento, se quedó sorda del oído derecho. Bueno, del todo no, le queda un 20% pero ella dice que a la práctica es como si no tuviera nada. Con un casco, de los de música,  en ese oído, no oye nada. 

Si duerme, apoyando el oído “activo” sobre la almohada y con el “malo”al aire, ya puede entrar una orquesta en su habitación, que no se entera. 

En el trabajo,  concentrada frente al ordenador, cuando se acerca alguien por su derecha, hablándole, como a ella el sonido le entra por el único oído que le funciona, el izquierdo, su cerebro interpreta que se acerca alguien por la izquierda. Y ella va y  se gira para ese lado dando la espalda a la persona que le está hablando y llega por su derecha.  

Sonríe y susurra diciendo que ella sí está segura; que aunque los médicos dicen que no recuperará oído,  en primavera, todo volverá a su sitio y podrá volver a escuchar en estéreo. 

No te lo imaginas Señor, su sonrisa.  
Mientras me lo contaba, no podía parar de mirar su alegría

                                           
                                                                   









lunes, 18 de febrero de 2013

Se acabó el domingo. Alrededor de la lumbre

¿Sabes ? 

Ya se acaba el domingo y se me ha pasado. 
Quería ver como cambiaba este día, si modificaba su orden en mi cabeza. 
Sentirlo como lo que es, el primero de la semana, el principal, la base.
Una jornada de alegría y esperanza, de horario de distinto, más tranquila, más alegre. 
Vivir las horas del domingo más intensamente, que me llenaran de fuerza y ánimos para caminar el resto de días de la semana. 

Pero se me ha pasado el día, y ya es lunes. 

Dormiré pensando que ya ha pasado un día de esta semana; que mañana es el segundo. 
Que el primero ha sido especial, aunque casi no me haya dado cuenta. 

                    

Alrededor de la lumbre

Emprender el camino cada mañana. 

No son los 40 días andando. Ni las 40 noches con sus horas de sueño 

Lo mejor son esos momentos, tiempo especial entre la actividad del día y el reposo de la noche. 

Sentarse cerca de la lumbre, respirar profundo, comentar el día con el Guía, sentir la caricia de la Madre, disfrutar la acogida de unas manos heridas. Sentir el calor de esa llama cómplice de momentos entrañables. 

Y descansar para volver a tomar el camino al día siguiente 


                     

                       

miércoles, 13 de febrero de 2013

B XVI Cuaresma 2013

(Copiado de Déjame que te cuente  . Gracias así no tengo que buscarlo por internet. Y va con enlaces y todo ¡ )
 
MENSAJE DEL SANTO PADRE 


BENEDICTO XVI 
PARA LA CUARESMA 2013

Creer en la caridad suscita caridad


«Hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él» (1 Jn 4,16)


Queridos hermanos y hermanas:
La celebración de la Cuaresma, en el marco del Año de la fe, nos ofrece una ocasión preciosa para meditar sobre la relación entre fe y caridad: entre creer en Dios, el Dios de Jesucristo, y el amor, que es fruto de la acción del Espíritu Santo y nos guía por un camino de entrega a Dios y a los demás.
1. La fe como respuesta al amor de Dios
En mi primera Encíclica expuse ya algunos elementos para comprender el estrecho vínculo entre estas dos virtudes teologales, la fe y la caridad. Partiendo de la afirmación fundamental del apóstol Juan: «Hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él» (1 Jn4,16), recordaba que «no se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva... Y puesto que es Dios quien nos ha amado primero (cf. 1 Jn 4,10), ahora el amor ya no es sólo un “mandamiento”, sino la respuesta al don del amor, con el cual Dios viene a nuestro encuentro» (Deus caritas est, 1). La fe constituye la adhesión personal ―que incluye todas nuestras facultades― a la revelación del amor gratuito y «apasionado» que Dios tiene por nosotros y que se manifiesta plenamente en Jesucristo. El encuentro con Dios Amor no sólo comprende el corazón, sino también el entendimiento: «El reconocimiento del Dios vivo es una vía hacia el amor, y el sí de nuestra voluntad a la suya abarca entendimiento, voluntad y sentimiento en el acto único del amor. Sin embargo, éste es un proceso que siempre está en camino: el amor nunca se da por “concluido” y completado» (ibídem, 17). De aquí deriva para todos los cristianos y, en particular, para los «agentes de la caridad», la necesidad de la fe, del «encuentro con Dios en Cristo que suscite en ellos el amor y abra su espíritu al otro, de modo que, para ellos, el amor al prójimo ya no sea un mandamiento por así decir impuesto desde fuera, sino una consecuencia que se desprende de su fe, la cual actúa por la caridad» (ib., 31a). El cristiano es una persona conquistada por el amor de Cristo y movido por este amor ―«caritas Christi urget nos» (2 Co 5,14)―, está abierto de modo profundo y concreto al amor al prójimo (cf.ib., 33). Esta actitud nace ante todo de la conciencia de que el Señor nos ama, nos perdona, incluso nos sirve, se inclina a lavar los pies de los apóstoles y se entrega a sí mismo en la cruz para atraer a la humanidad al amor de Dios.
«La fe nos muestra a Dios que nos ha dado a su Hijo y así suscita en nosotros la firme certeza de que realmente es verdad que Dios es amor... La fe, que hace tomar conciencia del amor de Dios revelado en el corazón traspasado de Jesús en la cruz, suscita a su vez el amor. El amor es una luz ―en el fondo la única― que ilumina constantemente a un mundo oscuro y nos da la fuerza para vivir y actuar» (ib., 39). Todo esto nos lleva a comprender que la principal actitud característica de los cristianos es precisamente «el amor fundado en la fe y plasmado por ella» (ib., 7).
2. La caridad como vida en la fe
Toda la vida cristiana consiste en responder al amor de Dios. La primera respuesta es precisamente la fe, acoger llenos de estupor y gratitud una inaudita iniciativa divina que nos precede y nos reclama. Y el «sí» de la fe marca el comienzo de una luminosa historia de amistad con el Señor, que llena toda nuestra existencia y le da pleno sentido. Sin embargo, Dios no se contenta con que nosotros aceptemos su amor gratuito. No se limita a amarnos, quiere atraernos hacia sí, transformarnos de un modo tan profundo que podamos decir con san Pablo: ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí (cf. Ga 2,20).
Cuando dejamos espacio al amor de Dios, nos hace semejantes a él, partícipes de su misma caridad. Abrirnos a su amor significa dejar que él viva en nosotros y nos lleve a amar con él, en él y como él; sólo entonces nuestra fe llega verdaderamente «a actuar por la caridad» (Ga5,6) y él mora en nosotros (cf. 1 Jn 4,12).
La fe es conocer la verdad y adherirse a ella (cf. 1 Tm 2,4); la caridad es «caminar» en la verdad (cf. Ef 4,15). Con la fe se entra en la amistad con el Señor; con la caridad se vive y se cultiva esta amistad (cf. Jn 15,14s). La fe nos hace acoger el mandamiento del Señor y Maestro; la caridad nos da la dicha de ponerlo en práctica (cf. Jn 13,13-17). En la fe somos engendrados como hijos de Dios (cf. Jn 1,12s); la caridad nos hace perseverar concretamente en este vínculo divino y dar el fruto del Espíritu Santo (cf. Ga 5,22). La fe nos lleva a reconocer los dones que el Dios bueno y generoso nos encomienda; la caridad hace que fructifiquen (cf. Mt 25,14-30).
3. El lazo indisoluble entre fe y caridad
A la luz de cuanto hemos dicho, resulta claro que nunca podemos separar, o incluso oponer, fe y caridad. Estas dos virtudes teologales están íntimamente unidas por lo que es equivocado ver en ellas un contraste o una «dialéctica». Por un lado, en efecto, representa una limitación la actitud de quien hace fuerte hincapié en la prioridad y el carácter decisivo de la fe, subestimando y casi despreciando las obras concretas de caridad y reduciéndolas a un humanitarismo genérico. Por otro, sin embargo, también es limitado sostener una supremacía exagerada de la caridad y de su laboriosidad, pensando que las obras puedan sustituir a la fe. Para una vida espiritual sana es necesario rehuir tanto el fideísmo como el activismo moralista.
La existencia cristiana consiste en un continuo subir al monte del encuentro con Dios para después volver a bajar, trayendo el amor y la fuerza que derivan de éste, a fin de servir a nuestros hermanos y hermanas con el mismo amor de Dios. En la Sagrada Escritura vemos que el celo de los apóstoles en el anuncio del Evangelio que suscita la fe está estrechamente vinculado a la solicitud caritativa respecto al servicio de los pobres (cf. Hch 6,1-4). En la Iglesia, contemplación y acción, simbolizadas de alguna manera por las figuras evangélicas de las hermanas Marta y María, deben coexistir e integrarse (cf. Lc 10,38-42). La prioridad corresponde siempre a la relación con Dios y el verdadero compartir evangélico debe estar arraigado en la fe (cf. Audiencia general 25 abril 2012). A veces, de hecho, se tiene la tendencia a reducir el término «caridad» a la solidaridad o a la simple ayuda humanitaria. En cambio, es importante recordar que la mayor obra de caridad es precisamente la evangelización, es decir, el «servicio de la Palabra». Ninguna acción es más benéfica y, por tanto, caritativa hacia el prójimo que partir el pan de la Palabra de Dios, hacerle partícipe de la Buena Nueva del Evangelio, introducirlo en la relación con Dios: la evangelización es la promoción más alta e integral de la persona humana. Como escribe el siervo de Dios el Papa Pablo VI en la Encíclica Populorum progressio, es el anuncio de Cristo el primer y principal factor de desarrollo (cf. n. 16). La verdad originaria del amor de Dios por nosotros, vivida y anunciada, abre nuestra existencia a aceptar este amor haciendo posible el desarrollo integral de la humanidad y de cada hombre (cf. Caritas in veritate, 8).
En definitiva, todo parte del amor y tiende al amor. Conocemos el amor gratuito de Dios mediante el anuncio del Evangelio. Si lo acogemos con fe, recibimos el primer contacto ―indispensable― con lo divino, capaz de hacernos «enamorar del Amor», para después vivir y crecer en este Amor y comunicarlo con alegría a los demás.
A propósito de la relación entre fe y obras de caridad, unas palabras de la Carta de san Pablo a los Efesios resumen quizá muy bien su correlación: «Pues habéis sido salvados por la gracia mediante la fe; y esto no viene de vosotros, sino que es un don de Dios; tampoco viene de las obras, para que nadie se gloríe. En efecto, hechura suya somos: creados en Cristo Jesús, en orden a las buenas obras que de antemano dispuso Dios que practicáramos» (2,8-10). Aquí se percibe que toda la iniciativa salvífica viene de Dios, de su gracia, de su perdón acogido en la fe; pero esta iniciativa, lejos de limitar nuestra libertad y nuestra responsabilidad, más bien hace que sean auténticas y las orienta hacia las obras de la caridad. Éstas no son principalmente fruto del esfuerzo humano, del cual gloriarse, sino que nacen de la fe, brotan de la gracia que Dios concede abundantemente. Una fe sin obras es como un árbol sin frutos: estas dos virtudes se necesitan recíprocamente. La cuaresma, con las tradicionales indicaciones para la vida cristiana, nos invita precisamente a alimentar la fe a través de una escucha más atenta y prolongada de la Palabra de Dios y la participación en los sacramentos y, al mismo tiempo, a crecer en la caridad, en el amor a Dios y al prójimo, también a través de las indicaciones concretas del ayuno, de la penitencia y de la limosna.
4. Prioridad de la fe, primado de la caridad
Como todo don de Dios, fe y caridad se atribuyen a la acción del único Espíritu Santo (cf. 1 Co 13), ese Espíritu que grita en nosotros «¡Abbá, Padre!» (Ga 4,6), y que nos hace decir: «¡Jesús es el Señor!» (1 Co 12,3) y «¡Maranatha!» (1 Co 16,22; Ap 22,20).
La fe, don y respuesta, nos da a conocer la verdad de Cristo como Amor encarnado y crucificado, adhesión plena y perfecta a la voluntad del Padre e infinita misericordia divina para con el prójimo; la fe graba en el corazón y la mente la firme convicción de que precisamente este Amor es la única realidad que vence el mal y la muerte. La fe nos invita a mirar hacia el futuro con la virtud de la esperanza, esperando confiadamente que la victoria del amor de Cristo alcance su plenitud. Por su parte, la caridad nos hace entrar en el amor de Dios que se manifiesta en Cristo, nos hace adherir de modo personal y existencial a la entrega total y sin reservas de Jesús al Padre y a sus hermanos. Infundiendo en nosotros la caridad, el Espíritu Santo nos hace partícipes de la abnegación propia de Jesús: filial para con Dios y fraterna para con todo hombre (cf. Rm 5,5).
La relación entre estas dos virtudes es análoga a la que existe entre dos sacramentos fundamentales de la Iglesia: el bautismo y la Eucaristía. El bautismo (sacramentum fidei) precede a la Eucaristía (sacramentum caritatis), pero está orientado a ella, que constituye la plenitud del camino cristiano. Análogamente, la fe precede a la
caridad, pero se revela genuina sólo si culmina en ella. Todo parte de la humilde aceptación de la fe («saber que Dios nos ama»), pero debe llegar a la verdad de la caridad («saber amar a Dios y al prójimo»), que permanece para siempre, como cumplimiento de todas las virtudes (cf. 1 Co 13,13).
Queridos hermanos y hermanas, en este tiempo de cuaresma, durante el cual nos preparamos a celebrar el acontecimiento de la cruz y la resurrección, mediante el cual el amor de Dios redimió al mundo e iluminó la historia, os deseo a todos que viváis este tiempo precioso reavivando la fe en Jesucristo, para entrar en su mismo torrente de amor por el Padre y por cada hermano y hermana que encontramos en nuestra vida. Por esto, elevo mi oración a Dios, a la vez que invoco sobre cada uno y cada comunidad la Bendición del Señor.
Vaticano, 15 de octubre de 2012

BENEDICTUS PP. XVI

martes, 12 de febrero de 2013

Lourdes y la jugada y la sonrisa

En el link, para poner una intención en la cueva de Lourdes
* Para vela con donativo, dar a la imagen correspondiente
* Para una intención escrita, bajar la pantalla y escribir.

Clic  --->   Intención


Hay gente que siempre que va a Lourdes o a un santuario, aprovecha para reconciliarse con Dios y confesarse. 
Yo no. 
Pero la última vez que fui a Lourdes, no sé porque, una de las intenciones que llevaba en la cabeza, era confesarme  allí. 
A veces es difícil compaginar los horarios de las peregrinaciones con los las celebraciones en el santuario, los ratos de oración en la gruta, o delante del Santísimo, las comidas y los horarios de confesiones en español, sobretodo si hay cola. 
Pero esta vez el horario encajaba perfectamente y no había mucha gente, solo un muchacho ya dentro del confesionario.
Me senté y me puse a hacer  revisión mental de esos momentos grises o negros de mi vida
Pensé en como eso le había dolido al Jefe Y me dolió un poquito, pero algo me dolió
Hice propósito de desear querer no volver a ofender al Jefe.
Entré en el confesionario y me confesé
La penitencia me descolocó. No pensaba que se centraría en eso. Me hizo sonreir y reir
Por esa persona  que en el trabajo nos hacía la vida imposible; esa que me sacaba de quicio, que me ponía  nerviosa a mi, que soy más que tranquila. Por esa persona, tenía que ir a rezar en la gruta o delante del Santísimo un misterio del rosario, dando gracias por su vida y por su  cercanía en mi vida cotidiana, agradecer  ese "roce" diario. 

Ahora cuando la veo, a veces (que no siempre, ni siquiera muchas de las veces) , recuerdo la gruta, y la "jugada" de la penitencia. Y pienso en lo que se debió reir mi custodio. Y me sonrío.
Ella seguro piensa que estoy como una cabra 

      
                           

lunes, 11 de febrero de 2013

Chistes 11/2/13

1) Catalanes 1

Dos catalanes hablando:
- Sabes por qué la serpiente le dió la manzana a Eva??
- Porque no pudo vendérsela.

2) Catalanes 2
Un catalán va en un autobús, se mete al baño y en ese momento vuelca el autobús.
Vienen a rescatar a los pasajeros y al darse cuenta que queda uno en el baño dicen:
- Abran!! Somos de la Cruz Roja!!
_Vayanse, ya metí en la hucha este mañana.

3) Madrileño
Un madrileño tiene un accidente y da varias vueltas de campana.
Se acercan a ayudarle y dice:
Quietos!! Así es como yo vacío los ceniceros, que paasa!!

4)Borracho
Entra un borracho en una bodega y le dice al encargado:
-Quiero cien litros de vino.
A lo que responde el encargado:
-Pero, traerá usted el envase, ¿no?
Y dice el borracho:
-Esta usted hablando con él.

5) Pan
- Mamá cuando comemos pan de hoy??
- Mañana hijo mañana

6) Visita
Durante una visita a un Instituto Psiquiátrico, una de las visitas le preguntó al Director qué criterio se usaba para definir si un paciente debería o no ser internado.
"Bueno", dijo el Director, hacemos la prueba siguiente:
- "Llenamos una bañera, luego al paciente le ofrecemos una cucharita, una taza y un balde y le pedimos que vacíe la bañera."
- Ah, entiendo, dijo la visita. Una persona normal usaría el balde porque es más grande que la cucharita y la taza.
- No, dijo el Director. Una persona normal sacaría el tapón.
- Usted que prefiere: ¿una habitación con o sin vistas?

7) Rezando
Una niña gordita le comenzó a rezar a Dios: 
-Díos si no me puedes hacer flaca ...haz gorda a mis amigas...
   
                              

domingo, 10 de febrero de 2013

Dos vídeos: camuflaje e inspiración

Una de animales camuflados y otra de imágenes...
Es tan alucinante la naturaleza; la variedad, las formas, los colores...
Absolutamente impresionante  

Clic  ---> Camuflaje

Clic ---> Inspired

jueves, 7 de febrero de 2013

Soneto J.L. Martín Descalzo

Nadie ni nada

Nadie estuvo más solo que tus manos
perdidas entre el hierro y la madera;
mas cuando el pan se convirtió en hoguera
nadie estuvo más lleno que tus manos.

Nadie estuvo más muerto que tus manos
cuando, llorando, las besó María;
mas cuando el vino ensangrentado ardía
nadie estuvo más vivo que tus manos.

Nadie estuvo más ciego que mis ojos
cuando creí mi corazón perdido
en un ancho desierto sin hermanos.

Nadie estaba más ciego que mis ojos.
Grité, Señor, porque te has ido.
Y Tú estabas latiendo entre mis manos.


                                   

miércoles, 6 de febrero de 2013

Imagmens : batería y mentira


Cuanto más aburrido estás en un lugar
menos batería te quedará en el móvil. 



Ese momento en el que te queda 
un 2% de batería y no encuentras el cargador por ninguna parte.



El problema no es la mentira,
si no la razón por la que mientes.


                     

martes, 5 de febrero de 2013

De bocadillos.

Ana me cuenta entre muecas cómicas y gestos de agobio, uno de los descubrimientos que ha hecho este mes en el que ha regresado a casa. A ella, que por carácter le resulta fácil cuidar de los demás, le ha pillado por sorpresa el estres que implica tener a alguien enfermo en la familia.

Ingresaron a Pilar, su hermana, de urgencias por una enfermedad que ya le dura demasiado.

Ya en planta, en la habitación y Pilar situada en la cama,  Ana baja al bar para cenar algo.
Al volver Pilar le pregunta por la comida y Ana, que es todo optimismo, le cuenta lo buenísmo que estaba el bocadillo de jamón.
- Pues yo también quiero uno - dice Pilar
Así que allí va Ana, un poco a contrapelo,  a preguntar a la enfermera si la enferma puede comer un bocadillo de jamón; y después al bar a comprarlo.

Mientras Pilar se come el bocadillo, Ana  la contempla. Se siente orgullosa por haber podido concederle un deseo a esa hermana que es casi imposible de satisfacer 

- Mmm. Está buenísimo. Ahora baja al bar y compra 200 gramos de ese jamón

Ana alucina  y le intenta hacer entender que una cafetería no es una tienda. 
Pilar insiste, la pica, la reta.... 

Me cuenta que al final bajó a la cafetería, pidió un cortado y al volver a la habitación le dijo que no le habían querido vender el jamón. 
Dice que da gracias por el móvil que le permitió contactar mientras tomaba el café, con su primas, despejar la cabeza y volver a la habitación con una sonrisa.


                                                                       

lunes, 4 de febrero de 2013

Chistes 4/2/13

1) Cacería
Un señor va de cacería a África y se lleva su perro para no sentirse solo en ese lugar. 
Un día ya en la expedición, el perro, correteando detrás de las mariposas se aleja del 
grupo, se extravía y comienza a vagar solo por la selva. 
En eso ve a lo lejos que viene una pantera enorme a toda carrera. 
Al ver que la pantera se lo va a devorar, piensa rápido qué hacer. 
Ve un montón de huesos de un animal muerto y empieza a mordisquearlos. 
Entonces, cuando la pantera está a punto de atacarlo, El perrito dice:
¡Ah!, ¡qué rica pantera me acabo de comer!! 
La pantera lo alcanza a escuchar y frenando en seco, gira y sale despavorida pensando: 
¡Quien sabe que animal será ese, no me vaya a comer a mí también! 

Un mono que andaba trepado en un árbol cercano y que había visto y oído la 
escena, sale corriendo tras la pantera para contarle como la engañó el perrito: 
"Qué idiota eres, esos huesos ya estaban ahí, además es un simple perro." 

El perrito alcanza a darse cuenta de la cabronada del mono. 

Después que el mono le contó a la pantera la historia de lo que vio,
esta última muy cabreada le dice al mono: "¡Súbete a mi espalda, vamos donde ese perro a ver quién se come a quién!". 
Y salen corriendo a buscar al perrito. 

El perrito ve a lo lejos que viene nuevamente la pantera, y esta vez con el 
mono chismoso. ¿¿Y ahora qué hago??, piensa todo asustado el perrito. 
Entonces, en vez de salir corriendo, se queda sentado dándoles la espalda 
como si no los hubiera visto, y en cuanto la pantera está a punto de atacarlo de nuevo, 
el perrito dice: 
"¡Este mono tonto!, hace como media hora que lo mandé a traerme 
otra pantera y todavía no aparece!" 

Moraleja :  "En momentos de crisis, solo la imaginación es más importante que el conocimiento". 

2) Bilbao
En Bilbao se encuentra Antxon a Patxi, que va rodando por la calle un enorme barril. 
-¡ Patxi!, ¿dónde vas con ese barrilón? 
-¡Anda, Antxon! pues ¿dónde voy a ir? Al doctor... 
- ¿y por qué vas con el barril ése? 
-Pues que me dijo que volviera con la orina al cabo de seis meses... 

3) Trabajar
- Hoy me he levantado con ganas de trabajar. 
- Si? 
- Si, voy a acostarme de nuevo a ver si se me pasa. 

4) Madeira
-Oye, tu de donde eres? 
- Yo, de Madeira. 
- Si?, Como Pinocho! 

5) Navidad
¿Por qué la Navidad es como un día en la oficina?. 
Porque tú haces todo el trabajo y el gordo del traje se lleva todo el mérito. 

6) Matrimonio
Un matrimonio visita al médico, tras examinar a la mujer, el médico le dice al marido:
- La verdad es que no me gusta el aspecto de su esposa. 
- Ni a mí, pero es que su padre es rico. 

7) Desembarcar
- Capitán, ¿Puedo desembarcar por la izquierda? 
– Se dice por babor. 
– Por babor Capitán, ¿Puedo desembarcar por la izquierda?




               

domingo, 3 de febrero de 2013

Video del oso

Para acabar el domingo con una sonrisa

Un oso en la nieve  Clic   --->   Oso

sábado, 2 de febrero de 2013

Llenaré ...

Como la versión larga es larga, añado hoy el enlace del vídeo que era para mañana
Y mañana... ya veremos.

Entre los muchos temas que tratan , quizás no el principal, uno que me encanta es el de la confianza.

Aprender a confiar. Como los peques

Ahora caigo que hace tiempo que no oigo a un renacuajo, cuando le pido algo, contestar:

 " No sabo, soy pequeño"

A esa edad, a la edad del "no sabo",  lo dicen con un tono de queja complice, reclamando ayuda

Aprender a fiarse de.
Aprender a ser feliz.



Clic --->  Llenaré tus días de vida

Clic --->  Llenaré tus días de vida. Versión larga



viernes, 1 de febrero de 2013

Pesos, medidas, lugares...

¿ Qué cantidad de  dolor intenta escapar en la lágrima de una pupila humillada ?

¿ Quién puede calcular el peso de  una hora de traición ? ¿ y de meses?

¿ Cómo se borran las manchas de un engaño ?
¿ Dónde se pulveriza todas las crueldades con las que hemos herido ?

¿ Cuál es el valor de  una sonrisa, de esas de niños, de esas que duran para siempre?



Ese madero,  tenía que pesar mucho, muchísimo.
No sé si por toda la maldad que recogía.
No sé si por todo el amor que desprendía.
En un momento dado, todas esas crueldades que quedaban enganchada en sus aristas,  quedaron  aniquiladas
 En un momento dado, todo el universo quedó paralizado, al ver estallar a su Dios en el Amor más intenso.

¿Cuánto pesaría esa cruz?