domingo, 10 de agosto de 2014

Buscando trabajo (farolillos de verano)

Una amiga, ayudante de dentista, 50 años recién cumplidos, soltera.  Hace un año, a la vuelta de vacaciones, le dijeron que recogiera sus cosas; se había quedado sin trabajo. Ha enviado un montón de curriculums y echado voces por todos lados. 
Un amigo, comercial, casi dos años sin encontrar trabajo. Se le acaba el paro.
Una amiga, distinta a la primera, viuda con dos niños, tiene un trabajo que le obliga a viajar por Europa una media de 15 días al mes. A veces tres semanas seguidas, a veces una... 

La primera hizo una entrevista hace un mes. El viernes pasado la llamaron Empieza a trabajar la semana que viene.
El segundo ha aprobado el examen para conducir taxis; ya le han ofrecido un puesto de trabajo
La tercera ha encontrado, a traves de un amigo, un trabajo similar. Tendrá que viajar, pero solo por España y menos días al mes. 

Son farolillos de esperanza, relucientes y chisposos, que dan un sabor refrescante y especial al verano.


    

1 comentario:

  1. Gracias por estas lucecillas, que también existen.

    ResponderEliminar