sábado, 4 de febrero de 2012

Hace frío

Hace frío, mucho frío.
Las nueve de las noche, y la calle casi desierta.

Voy dirección mar por una acera. Por la otra camina, dirección montaña, una mujer.
Empuja un carrito lleno de cartones y va gritando enfadada a los coches aparcados
A pesar de la distancia y las sombras, puedo ver su anorak grueso.
Menos mal. No es una casa con calefacción, pero de algo le servirá para evitar el frío.

Un hombre esperando el cambio del semáforo. La observa.
Somos tan pocos en la calle, que nos sentimos un poquito familia
Aunque ni él ni yo,  cruzamos la calle para acercarnos a ella.

 El cielo, azul oscuro, como de fondo de océano.
Cuento el brillo de estrellas. Una, dos, tres....
Una luz distinta.
Un avión  rodea mis estrellas, juega a acercarse a ellas, rozarlas sin llegar a tocarlas.

Hace tanto frío que vuelve a mi la sensación de Navidad
Pues sí, para mi este fin de semana será como celebrar otra vez Navidad
Volveré a llenar las alforjas de esperanza y alegría
Feliz Navidad post-Navidad

Y mi oración de esta noche por la señora del carrito

         

3 comentarios:

  1. Buenos días Miriam. Me encantan las crónicas costumbristas.El día en Pamplona está gris 'voy nev-arte'.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a los dos.
    Es gracioso lo de Nev-arte. Una amiga ha ido a Roma este fin de y ha vivido mucho ese Nev-arte¡

    ¡Ánimo con el frio

    ResponderEliminar