martes, 28 de octubre de 2014

Ir al cole

Su peque ha empezado este curso, a ir a la guardería. Se queda llorando y montando un drama. 

Dice la profesora que a la que se va la madre, que es quien lo lleva al cole por la mañana, el niño se calma y se pone a jugar. De hecho si antes cantaba, ahora ha multiplicado sus canciones y juegos. Cuando regresa a casa enseña con orgullo sus nuevos descubrimientos y a todos se les cae la baba.

Es pequeño, pero no tiene un pelo de tonto. Seguro ha meditado que podía hacer para compatibilizar su diversión en el cole, con su demostración de apego a  mamá

Ayer, en la puerta del cole,  se acercó al oído de su madre y le dijo

- Mamá, tu también al cole.

Y es que, si lo quiere todo ¿por qué no pedirlo? 


    

2 comentarios:

  1. Está bien que pida, quién sabe si le resulta.

    ResponderEliminar
  2. Lo malo será si cuando crezca sigue queriendo tenerlo todo

    ResponderEliminar